Autoridades

Coordinación Ejecutiva

La Coordinación Ejecutiva es el órgano superior de AMSCLAE, quién deberá organizar, distribuir y controlar todas las funciones inherentes a cada órgano administrativo, de apoyo técnico, de control interno y especiales de la institución; así como ejercer el control de las directrices y los mecanismos para la conservación, preservación y resguardo del ecosistema del lago de Atitlán y sus áreas circunvecinas; y para implementar el plan de manejo integrado de la cuenca del lago de Atitlán.

La Coordinación Ejecutiva es el órgano superior de AMSCLAE, quién deberá organizar, distribuir y controlar todas las funciones inherentes a cada órgano administrativo, de apoyo técnico, de control interno y especiales de la institución; así como ejercer el control de las directrices y los mecanismos para la conservación, preservación y resguardo del ecosistema del lago de Atitlán y sus áreas circunvecinas; y para implementar el plan de manejo integrado de la cuenca del lago de Atitlán.

La coordinación ejecutiva es un órgano colegiado, de decisión, de coordinación interinstitucional y sobre todo de compromisos institucionales y sociales, de inversión y de cumplimiento, en beneficio del lago de Atitlán, de la cuenca hidrográfica, del ambiente y muy especialmente de la población; en ella se discute la problemática que aqueja al lago de Atitlán y su entorno, así como las soluciones que se plantean para resolver la misma, es un espacio para el diálogo, para el consenso y para lograr acuerdos que posteriormente se traducen en decisiones que se convierten en políticas, estrategias, programas, acciones, proyectos, mecanismos, controles, y en instrumentos legales como disposiciones, resoluciones, ordenanzas y normas que impactan directamente sobre el manejo de la cuenca y sobre la conservación, preservación y resguardo del lago de Atitlán y los ecosistemas de la cuenca; por lo consecuente la Coordinación Ejecutiva de la AMSCLAE es un ente que demanda, de cada uno de los representantes que la integran, un alto compromiso con el fortalecimiento institucional de la AMSCLAE y un alto compromiso con el lago de Atitlán, con el ambiente, con los recursos naturales y con la gente.

Está integrada de acuerdo a la Ley de Creación de la AMSCLAE Decreto 133-96 del Congreso de la República de Guatemala, por representantes de los distintos sectores que hacen uso de la cuenca y el lago, del más alto nivel jerárquico para que tengan la suficiente capacidad de tomar decisiones y de aquirir compromisos, tanto de inversión, acción y cumplimiento, a nombre de las instituciones y sectores a los que representan. Está integrada por un representante titular y un suplente en forma ad-honorem, de las siguientes instituciones:

  1. Vicepresidencia de la República de Guatemala.

  2. Gobernador Departamental de Sololá, quien la preside.

  3. Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación.

  4. Procuraduría del Medio Ambiente de la Procuraduría General de la Nación.

  5. Fiscalía del Medio Ambiente del Ministerio Público.

  6. Dos representantes de la Asociación Nacional de Municipalidades (ANAM) electos entre las municipalidades que se encuentren dentro de la Cuenca del lago de Atitlán.

  7. Un representante de las organizaciones privadas que se dediquen a la conservación y utilización sostenible de la cuenca y del lago de Atitlán, electo en asamblea general.

  8. Cámara de Turismo de Guatemala (CAMTUR).

  9. Instituto Guatemalteco de Turismo.

Además, por la relación que guardan con las actividades y acciones de la AMSCLAE, y por ser actores gubernamentales importantes en la protección y conservación del ambiente y los recursos naturales de la cuenca del lago de Atitlán, la Coordinación Ejecutiva de la AMSCLAE, en reunión ordinaria del día 28 de enero de 2011, decidió que el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) y el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP) formaran parte de este órgano colegiado como invitados permanentes con voz pero sin voto. Integrándose a partir de esa fecha ambas instituciones con sus representantes titular y suplente, también del más alto nivel jerárquico institucional y con suficiente capacidad de toma de decisiones y de aquirir compromisos institucionales. Cada uno de los representantes que integran este importante órgano de la AMSCLAE, está obligado a asistir a las reuniones ordinarias y extraordinarias de trabajo que se realicen, a fin de conocer los compromisos y acciones que deba ejecutar las instituciones y sectores que ellos representan a favor del lago de Atitlán y su cuenca hidrográfica. Desde su conformación hasta octubre del año 2010, la Coordinación Ejecutiva de la AMSCLAE había sido un órgano inoperante e irrelevante tanto para el fortelecimiento institucional de la AMSCLAE como para garantizar la conservación, preservación y resguardo del lago de Atitlán y para garantizar el manejo integrado de su cuenca, se había convertido en un órgano en el que dominaban la apatía, la indiferencia, la falta de compromiso, los intereses particulares y los intereses político-partidistas, lo que obviamente se tradujo en una AMSCLAE débil, sin capacidades desarrolladas y sin autoridad, permitiendo que la anarquía en las acciones que desarrollaban los usuarios de la cuenca impactara negativamente en los recursos naturales locales y generando grandes descargas de contaminantes que están degradando de forma acelerada y preocupante el lago de Atitlán y alterando significativamente los ecosistemas de la cuenca. Sin embargo, en el mes de noviembre de 2010, por iniciativa de la Dirección Ejecutiva de la AMSCLAE y con el apoyo desinteresado del Excelentísimo Señor Vicepresidente de la República de Guatemala, se promovió un cambio positivo en la Coordinación Ejecutiva a favor de un mayor compromiso con los deberes que se tenían hacia la AMSCLAE y hacia el lago de Atitlán, y por primera vez en noviembre de 2010 se integró una Coordinación Ejecutiva con representantes del más alto nivel jerárquico de cada una de las instancias ahí representadas y por primera vez en el seno de este órgano se conocieron casos de alto impacto ambiental en la cuenca del lago de Atitlán y se iniciaron a tomar decisiones y acciones relevantes para el fortalecimiento institucional y para el lago de Atitlán y su cuenca, dentro de las que destaca el inicio de los trámites para la aprobación del Reglamento a la Ley de Creación de la AMSCLAE que es una herramienta jurídica clave para proteger, conservar y resguardar el lago más importante de Guatemala, y clave para fortalecer la institucionalidad de la AMSCLAE buscando la eficacia y la eficiencia en la cosecusión de sus objetivos. Hace falta mucho por hacer y mucho por mejorar, empero, se ha retomado el camino correcto para garantizar el manejo integrado de la cuenca del lago de Atitlán de forma correcta.

 

Dirección Ejecutiva

La Dirección Ejecutiva de la AMSCLAE es el órgano operativo de la institución y tiene a su cargo la dirección y la administración general de la AMSCLAE, sin perjuicio de la competencias y atribuciones que corresponden a la Coordinación Ejecutiva, es el órgano ejecutor de las decisiones de la Coordinación Ejecutiva y el órgano verificador del cumplimiento de los compromisos institucionales adquiridos por las instituciones y sectores usuarios de la cuenca del lago de Atitlán ante la Coordinación Ejecutiva; es además el órgano responsable de hacer cumplir las disposiciones, resoluciones, ordenanazas y normas emitidas por la Coordinación Ejecutiva a favor del lago de Atitlán, su cuenca, su ambiente, sus recursos naturales y su gente. La Dirección Ejecutiva de la AMSCLAE es el órgano operativo de la institución y tiene a su cargo la dirección y la administración general de la AMSCLAE, sin perjuicio de la competencias y atribuciones que corresponden a la Coordinación Ejecutiva, es el órgano ejecutor de las decisiones de la Coordinación Ejecutiva y el órgano verificador del cumplimiento de los compromisos institucionales adquiridos por las instituciones y sectores usuarios de la cuenca del lago de Atitlán ante la Coordinación Ejecutiva; es además el órgano responsable de hacer cumplir las disposiciones, resoluciones, ordenanazas y normas emitidas por la Coordinación Ejecutiva a favor del lago de Atitlán, su cuenca, su ambiente, sus recursos naturales y su gente. La Dirección Ejecutiva de la AMSCLAE es la encargada de dirigir y coodinar las actividades científicas, técnicas, administrativas y financieras de la institución, así como la encargada de aplicar y de velar porque se cumplan, por todas las instituciones y sectores usuarios de la cuenca, las directrices y mecanismos establecidos en el plan de manejo integrado de la cuenca del lago de Atitlán y su entorno; además tiene como atribución la Secretaría de la Coordinación Ejecutiva, participando en todas las reuniones de trabajo de la misma, con voz pero sin voto. La Dirección Ejecutiva de la AMSCLAE para cumplir con sus deberes y obligaciones, debe tener un compromiso fuerte con la institución, con el lago de Atitlán y su cuenca, con la sociedad, con el cumplimiento de la ley, así como un conocimiento y experiencia especializado en el lago de Atitlán y en temáticas como el manejo de cuencas, recursos hídricos, limnología, además de una reconocida honorabilidad y honestidad. Este órgano operativo de la AMSCLAE está a cargo del Director Ejecutivo.

  draejecutiva

Posee estudios en Ingeniería Ambiental, Acuicultura, Agroecología y una Maestría en Manejo Sostenible de Aguas en la Universidad de Kristianstad, Suecia. Continuará con los 3 ejes que la institución ha venido trabajando en los últimos 3 años, ya que son fundamentos en investigaciones científicas y observables a simple vista por cualquier ciudadano, estos son: 1) Disposición adecuada y tratada de las aguas residuales, 2) Buenas prácticas del uso del suelo (evitar la expansión de la frontera agrícola, evitar la erosión y evitar el uso de agroquímicos), y 3) Darle una disposición adecuada a los desechos sólidos (basura). Además, busca prevalecer la transparencia institucional.  También dará seguimiento a los Convenios ya establecidos y hace un llamado a la Cooperación Internacional y el Sector Privado para seguir trabajando de la mano. Ya que para lograr los resultados que el Lago Atitlán necesita, es importante que la institución mantenga y fortalezca las alianzas público-privadas.